RS45416_GTM-2018-WC-12-scr

La explosión volcánica a 24 millas del sudoeste de la Ciudad de Guatemala deja miles de personas buscando refugio y protección ante las fuertes lluvias que intensifican la crisis.

Después de la erupción masiva del Volcán de Fuego, el pasado domingo en el sudoeste de la Ciudad de Guatemala, un equipo de la organización global humanitaria CARE se encuentra en el área afectada evaluando el impacto de la erupción y presto a brinda ayudar humanitaria y a tomar acciones para mantener la salud mental comunitaria.

La erupción ha dejado sin vida a al menos 99 personas hasta el momento y va dejando 1.7 millones de afectados. Las autoridades, quienes recientemente simularon evacuaciones en caso de una crisis por erupción, están conduciendo operaciones de búsqueda y rescate.

“En crisis como estas es vital que las familias, particularmente los niños, se sientan apoyados”, dice Amilcar Miron, encargado del Programa de Calidad y Movilización de Recursos. “Algunas comunidades han sido enterradas por lava y cenizas y mucha gente lo perdió todo, incluyendo a sus seres queridos. Nuestra intervención psicosocial les ayuda a procesar el luto y recuperar algún nivel de estabilidad es una situación tan caótica.”

Los esfuerzos por encontrar a las personas desaparecidas continúan con dificultad debido a que algunas áreas son difíciles de alcanzar y otras han sido cerradas por el propio gobierno debido a que el flujo de lava activa las ha tornado inaccesibles. Se han pronosticado fuertes lluvias en los próximos días, lo cual podría intensificar la crisis debido a que los deslizamientos de lodo y las inundaciones podrían obstaculizar la búsqueda e incluso llegar a las comunidades cercanas que hasta el momento no han sido afectadas.

Con más de 3600 personas que han tenido que abandonar sus hogares y comunidades, la primera necesidad es brindarles refugio y artículos para el hogar, como colchones y mantas, pues muchas familias se encuentran durmiendo desprotegidas en el suelo.

Así mismo, preservar la salud mental de las comunidades afectadas es de suma importancia, especialmente en los niños, muchos de los cuales han tenido que dejar sus hogares y a sus familias. En paralelo se brindará ayuda especializada a las niñas y mujeres, quienes son vulnerables a situaciones de violencia en momentos críticos.

CARE está activo en el área afectada, donde se ha apoyado a las comunidades que trabajan en la producción de café y palta, muchos agricultores se han visto obligados a dejar sus tierras debido al desastre.

Personal de CARE se encuentra en el área afectada y está en contacto constante con los líderes locales, coordinando con OCHA (Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios) y CONRED (Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres).

CARE ha trabajado en Guatemala desde 1959. Además de trabajar en reestablecer la salud mental de las comunidades afectadas, Continuaremos el monitoreo y evaluación del impacto de la erupción, así como también las necesidades de los afectados.

Haz una donación para contribuir con la recuperación de Guatemala

NUESTRA MISIÓN
ver más Nuestra misión
RENDICIÓN DE
CUENTAS
ver más Rendición de cuentas
TOMA
ACCIÓN
ver más Toma acción
HAZ UNA
DONACIÓN
ver más Haz una donación
PONTE EN
CONTACTO
ver más Ponte en contacto
SUSCRÍBETE
Ir al formulario