foto

En el Perú la presencia del vector aedes aegypti significa un riesgo para miles de personas. El zancudo puede transmitir enfermedades como el dengue y la fiebre chikungunya. Además, es portador del virus zika, el cual puede generar secuelas graves en los hijos de mujeres que, durante el embarazo, se infectaron con este virus.

En esta entrevista, María Espinoza, jefa del proyecto binacional Juntos Ante el Zika, ejecutado por CARE Perú y financiado por USAID, nos habla de la importancia de prevenir y concientizar sobre las medidas para prevenir la infección de este virus desde la escuela.

¿Cuál es la situación actual del virus en el Perú?
En el Perú el vector tiene presencia en 22 regiones. Aunque el zancudo transmite otras enfermedades, priorizamos el control y prevención del zika. Los esfuerzos que se vienen haciendo desde el Ministerio de Salud (MINSA), el Ministerio de Educación (MINEDU) y otras entidades, han rendido frutos y han disminuido el número de casos, gracias también al factor climático, sin embargo, se siguen registrando miles.

Esto significa que hay mujeres en edad fértil que corren el riesgo de ser infectadas y de afectar al embrión y al feto, produciendo enfermedades como la microcefalia, problemas oculares, entre otros, que la Organización Mundial de la Salud ha denominado como Síndrome Congénito del Zika.

¿Cuál es el enfoque actual del proyecto y de qué manera incide en la población?
El proyecto tiene como objetivo reducir la presencia del zika, pero principalmente conseguir el cambio de conducta y de comportamiento para evitar la proliferación del zancudo que transmite el virus, así como también el uso del condón para prevenir la infección. Cambiar de prácticas toma tiempo. Queremos que la población se sensibilice y actúe. Trabajamos a través de las escuelas, de la comunidad y en un esfuerzo conjunto y multisectorial para impactar realmente en las regiones intervenidas y lograr los cambios de conducta.

Los principales enfoques que el proyecto son el de gestión del riesgo de desastres y el de género. El primero nos ha permitido hacer incidencia con los gobiernos locales para demostrar la importancia de la prevención y así evitar grandes brotes que afectan la salud de la población.

Este año, junto a la Dirección Regional de Educación de Piura y la Oficina de Defensa Nacional y Gestión del Riesgo de Desastres del Ministerio de Educación, se lanzó la Guía para la Promoción de una Cultura de Prevención sobre el Virus del Zika en las instituciones educativas.

El material busca que la comunidad educativa integrada por los docentes, directores de colegio, padres de familia se involucren en la prevención del virus Zika. Así mismo promueve que sean los niños, niñas y adolescentes losen agentes de cambio en sus comunidades.

¿Por qué es importante trabajar en la prevención de enfermedades como el zika, desde la escuela?
Porque creemos que si empoderamos a los escolares podemos convertirlos en agentes de cambio, si bien trabajamos con alumnos de inicial, primaria y secundaria, estamos priorizando a los adolescentes pues entre ellos fomentan las buenas prácticas. En agosto lanzamos la Guía Para la Promoción de una Cultura de Prevención sobre el Virus del Zika en instituciones educativas. Esta contempla módulos para cada nivel educativo.

Puedes descargar la guía aquí

¿Cómo nace la guía y cuál es su extensión actual?
Las guías comenzaron en Piura, un grupo de docentes de la zona trabajó en conjunto con la Dirección Regional de Educación De Piura, CARE Perú y UNICEF, ellos desarrollaron los 3 los tres módulos centrales. Estos fueron posteriormente validados en Piura y en otras regiones de intervención. Durante el proceso de evaluación se implementaron en 10 instituciones educativas por cada región de intervención, fueron 40 colegios los que validaron las guías que pasaron a validación nacional aquí en Lima. Finalmente, En este segundo año de implementación y con el lanzamiento oficial, se concretará la expansión a 100 escuelas, la mayoría aun en Piura.

¿Cuáles son los puntos claves que tocan en los 3 módulos?
Primero se informa a los alumnos sobre qué es el zika: conocer al vector, conocer las formas de transmisión, ya que no solo es a través de la picadura, sino a través de las relaciones sexuales. A partir de eso se profundiza en un trabajo para aplicar buenas prácticas que puedan finalmente disminuir la cantidad de vectores transmisten el virus Zika a través de metodologías lúdicas y el trabajo de los docentes.

¿De qué manera logran captar el interés de los niños y adolescente?
La guía está pensada para ser aplicada de manera interdisciplinaria, es decir, desde las matemáticas, el lenguaje, incluso la historia, eso es un primer paso. Lo segundo es que utilizan metodologías didácticas. Por ejemplo, los adolescentes, pueden convertirse en educadores pares, hacen ferias interactivas para el resto de sus compañeros, donde recrean juegos con la temática del zika. Los tres módulos, inicial, primaria y secundaria tienen contenidos diferentes según sea el caso, el de inicial aborda el tema a través de cuentos, en primaria también con historias más maduras y ya en secundaria utilizamos una metodología más compleja pero didáctica.

¿Cómo se trabaja con los profesores para que apliquen la guía?
En el marco de la implementación de la guía se han capacitado facilitadores docentes, un número mínimo de 5 por institución educativa y estos facilitadores luego llegan a sus colegas y estos al aula.

Además del trabajo con escolares ¿De qué manera trabaja el proyecto con comunidades y barrios para prevenir el contagio?
Partiendo de un comité multisectorial, las municipalidades, CARE y las DIRESAS (Dirección Regional de Salud), seleccionamos agentes de salud comunitarios dentro de las localidades intervenidas. Estos agentes son capacitados y luego inciden con sus vecinos, planificando, sectorizando, mapeando zonas de riesgo, entre otras cosas. A partir de esto, cada barrio o comunidad genera planes de acción. Para detectar posibles riesgos, se instalan ovitrampas que funcionan como sistema de alerta temprana. Los agentes de salud están preparados para analizar las ovitrampas y reportar a la municipalidad de existir riesgo de expansión. Hay una fuerte labor de la comunidad para cuidar su salud y la de sus vecinos.

HAZ UNA
DONACIÓN
ver más Haz una donación
PONTE EN
CONTACTO
ver más Ponte en contacto
SUSCRÍBETE
Ir al formulario