renata4

Conoce a la talentosa cantante ayacuchana que nos acompañará este viernes en el segundo recital-conversatorio En Sus Palabras

Este viernes 16, Renata acompañará a 2 adolescentes del proyecto Niñas con Oportunidades en el Recital-conversatorio “En Sus Palabras”, donde compartirá su experiencia como escolar y niña peruana además de cantarnos sus mejores temas.

En esta entrevista, la joven se da un espacio en su apretada agenda de presentaciones y ensayos para hablar sobre la importancia de la educación en su vida y cómo ha convertido su carrera en una lucha para revalorizar y preservar el quechua en el Perú.

 Cuéntanos sobre tu experiencia en el colegio

Mi experiencia fue muy buena, el colegio es inolvidable y siempre me apoyaron. Desde los 14 años comencé con mi carrera, sin saber que iba a pasar todo esto. Mi colegio me apoyó bastante. A pesar de que había exámenes y otras actividades, siempre me dieron pie a hacerlas después, porque yo viajaba, tenía presentaciones y entrevistas. Es más, han ido a mi colegio a grabar sobre cómo era mi vida. Incluso han grabado a mis amigos, ellos estaban prestos para hablar. Siempre los voy a recordar por apoyarme.

 Desde tu experiencia, ¿qué problemas enfrentaban tus compañeras y compañeros en el colegio?

Mi colegio era mixto y todos nos tratábamos con igualdad, pero como que siempre las mujeres han sido vistas mal, había personas que hablaban mal de algunas de ellas por cómo se vestían y así. Es lo que vemos en el mundo; había esa mentalidad en ellos. Creo que esta nueva generación de mujeres ya sabe cuáles son sus derechos y que deben ser amadas y respetadas. Por eso en quinto ya no era tanto así.

Además, también había discriminación. Teníamos un compañero quechuahablante y muchos se burlaban de él porque hablaba quechua. Le decían “serrano” o “bruto” y eso me daba mucha rabia.

¿Cómo crees que se pueden prevenir conductas discriminatorias desde el colegio?

Lo primero sería darles más información. Muchos no saben que en el idioma quechua no existen 2 vocales, la e y la o, y por eso cuando los quechua hablantes aprenden castellano no pueden pronunciar bien esas dos vocales. La gente los discrimina por eso, sin saber las razones. Además, creo que en los colegios debería haber más identidad, por ejemplo, cantar el himno en quechua o hacer actividades culturales sobre el quechua. Tal vez deberían darle otro manejo con respecto a la identidad y el conocimiento de nuestra cultura.

A sus 17 años, Renata Flores ha conseguido ganarse el cariño de su querido Ayacucho y poco a poco viene forjando una carrera reconocida a nivel nacional. Su voz no solo busca entretener sino transmitir mensajes de conciencia, identidad, no discriminación, entre otras cosas. Y todo lo hace en el idioma que hablan sus abuelos y sus padres, el quechua.

¿Cómo comenzó tu carrera?

Todo comenzó en mi casa, con mis papás, en familia. A ellos les apasiona la música, siempre ha sido así. La música ha sido esa unión en mi familia. De niña yo le quitaba el micrófono a mi mamá y cantaba, incluso cuando todavía no podía hablar. Cuando tenia 7 años mi mamá abrió una academia de música, Formas y Sonidos. Desde ahí mi segundo hogar era la academia de música. Poco a poco salía a cantar, aunque se me hacía un poco difícil porque soy tímida. Luego participé de La Voz Kids. Quería seguir participando, pero cancelaron el programa. Entonces comenzamos a salir por otros medios como Youtube; las redes sociales son una herramienta poderosa. Para ese entonces hice mi primer cover en quechua de la banda USHPA, que fusionaba el blues, el rock y el quechua.

¿Cómo aprendiste quechua?

Bueno, cuando era niña mis papás y mis abuelos hablaban quechua, pero no tenían el interés de que yo aprenda. Ellos hablaban entre ellos, incluso me escondían cosas; cuando no querían que yo sepa, hablaban en quechua. Crecí con la mentalidad de”¿Por qué no me quieren enseñar el quechua?”, como si el quechua fuera algo malo o no sé. Pero a medida que iba creciendo me di cuenta de que no era la única, mis compañeros también pasaban lo mismo. Me hubiera gustado que mis papás me enseñen desde chiquita, pero yo aprendí después. Ahora sí mis papás me hablan en quechua, mis abuelitas también y estoy estudiando el quechua.

Cuéntanos sobre el proyecto Pitaq Kani, ¿de qué se tratan las actividades que realizan?

Bueno, las charlas son parte del proyecto Pitaq Kani de la academia Formas y Sonidos, son charlas/conciertos. Se cantan 5 canciones actuales versionadas en quechua. Canciones de moda de Dua Lippa, Ariana Grande, etc. Después yo hablo sobre el quechua y sobre cómo no es un idioma del pasado, sino del futuro.  Con este proyecto buscamos revalorar el quechua, no olvidarlo. Si uno no puede o quiere aprender quechua, igual debe valorarlo y respetarlo.

¿Qué es lo que más te gusta de cantar?

Poder expresar mi mensaje a las personas. Transmitirles lo que yo quiero enseñarles, lo que quiero protestar, hablar. Puedo cantarlo y así lo puedes escuchar de una mejor forma, linda y armoniosa.

¿Cuáles son tus mayores obstáculos con respecto a tu carrera?

Yo creo que el mayor obstáculo fue la timidez. Se me hacía muy difícil expresarme y hablar. Pero igual, el fondo de nuestro proyecto y lo que queremos transmitir, me da fuerzas, me da valor para poder seguir. Por otro lado, había muchos comentarios de gente que no estaba de acuerdo con lo que hacía, como hay gente que sí, pero hay comentarios que me dicen “¿cómo vas a mezclar el quechua con el pop?”, “¿cómo vas a mezclar el quechua con música de blancos?”, pero yo trato de que esos comentarios no me afecten. Lo que más feliz me hace es la gente que me apoya y comparte mis videos.

Si pudieras decirle algo a la Renata de 13 años, ¿qué le dirías?

Le diría que abra los ojos: “¡Abre los ojos Renata!” En ese momento yo quería cantar en inglés… No me interesaba cantar en quechua, no estaba enterada de nuestra cultura. En ese tiempo cantaba otros géneros, pero después me di cuenta de que en Perú hay demasiado talento, música tradicional tan hermosa y en quechua.

¿Cuáles son tus siguientes metas?

Seguir con el proyecto de Pitaq Kani y componer nuevas canciones para sacar mi disco. Y que esto sea cada vez más grande, que el proyecto se expanda. De aquí a 20 o 30 años me veo apoyando a los jóvenes y a los niños que tienen talento y no tienen las posibilidades de desarrollarlo. Siempre he soñado con tener un espacio para apoyarlos, igual a los niños rurales. Que el Perú sea un país donde no haya discriminación por el simple hecho de hablar el quechua o ser serrano, ¡y que la gente cante mis canciones en quechua!

¿Qué les recomendarías a las niñas que tienen un sueño como el tuyo?

Lo primero que les diría es que busquen y encuentren ese don, ese talento que tengan. Todos tenemos diferentes habilidades. Después que lo hayan encontrado, que traten de sacarlo adelante, de seguir progresando. Dicen que acá no hay tantas oportunidades, acá en provincia siempre hay esa mentalidad de “tenemos que irnos a Lima, ahí hay más oportunidades”, pero tenemos que comenzar desde los medios que tenemos, desde aquí. Y que nadie les cambie las ideas que tienen.

HAZ UNA
DONACIÓN
ver más Haz una donación
PONTE EN
CONTACTO
ver más Ponte en contacto
SUSCRÍBETE
Ir al formulario