portafa

[Diario El Comercio, 23 de julio de 2017]

Una cadena de actores intenta evitar una tragedia similar a la de 1941 en Huaraz, que costó la vida de más de 4 mil personas. Contener la naturaleza es imposible; pero se busca reducir la devastación.


PROYECTO GLACIARES:
EN CONJUNTO
Las instituciones mencionadas en este reportaje tienen el respaldo de una iniciativa del Programa Global de Cambio Climático y Medio Ambiente de la Cooperación Suiza (COSUDE), ejecutado por CARE Perú y el consorcio suizo liderado por la Universidad de Zúrich.

DIAGNÓSTICO
Christian Huggel, investigador principal de esta universidad, explicó que con el Proyecto Glaciares se busca aprovechar las oportunidades de gestión de recursos frente a las consecuencias del retroceso glaciar en regiones como Áncash, Cusco y lima. “Las lagunas sí pueden ser usadas como reservorios, pero siempre que exista una regulación. Esta gestión tiene que ser una prioridad nacional”, dice Huggel.


 

Los nevados de la Cordillera Blanca que coronan Huaraz son también su mayor amenaza. El registro más antiguo de una catástrofe natural en la capital ancashina data de 1702. La última ocurrió el 13 de diciembre de 1941. Ese día, una parte del nevado Palcaraju se desprendió y cayó sobre la laguna Palcacocha. Una masa con toneladas de nieve, agua, piedras y tierra descendió por la quebrada de Cojup desde los 4.560 m.s.n.m. hasta Huaraz. En media hora, el aluvión destruyó gran parte de la ciudad y dejó entre 4.000 y 5.000 muertos.

Eduardo Díaz Guillén (81) relata esta historia al lado de su casa, a unos minutos a pie de la entrada a Palcacocha, 25 kilómetros al este de Huaraz. Él, junto a otras cuatro personas, son los únicos que viven hace cinco años de cara a la laguna más peligrosa de las once que mantienen en vilo a la región. Desde la década de 1970, los efectos del cambio climático aceleraron el deshielo de los nevados. El retroceso glaciar provocó la formación de nuevas lagunas y aumentó el riesgo de aluviones e inundaciones.

“Soy uno de los guardianes de la laguna. Trabajo para el bien del pueblo de Huaraz”, dice Eduardo. Su casa está ubicada en la primera línea del inicio de la destrucción ante un posible aluvión. En la ciudad, la proyección de este recorrido devastador está marcado en el llamado cono aluviónico, un cerco imaginario rojo que señala en los mapas los lugares con mayor peligro, precisamente los sepultados en el año 41. A diferencia de esa época, la población de Huaraz supera hoy las 100.000 personas; se calcula que 50.000 viven en latente peligro.

Víctor Morales (51) abre un estuche en forma de maletín color naranja y muestra un teléfono satelital. “Soy el encargado de llamar a la ciudad para avisar el peligro”, dice en tono distendido. Morales cumple con un turno de siete días consecutivos (antes de su relevo) en una especie de refugio acondicionado en lo alto de uno de los cerros frente a la laguna Palcacocha. Él confía en que los 30 metros que separan el suelo de su punto de vigilancia lo salvarán del aluvión y le dará tiempo para dar la voz de alerta por radio o por teléfono.

Confía también en la versión de los científicos, quienes calculan que la ola más grande que podría formarse por el desprendimiento del nevado sería de 10 metros. “A la derecha vemos la montaña Palcaraju, y a la izquierda, la Pucaranra”, señala orgulloso Víctor a un grupo de periodistas a quienes ha acercado en un bote hasta el nevado. “Es grande la laguna, yo la conozco como mi casa”, dice.

Eduardo y Víctor son parte del equipo humano que trabaja en el marco del sistema de alerta temprana, acondicionada por el Gobierno Regional de Áncash. Ambos vigilan y operan manualmente durante 24 horas las válvulas del sistema de sifonaje instalado en la laguna en el 2011. Este conjunto de doce mangueras (solo dos de ellas operativas) succionan el agua de la laguna, que desde 1970 aumentó 34 veces su caudal con 17 millones de metros cúbicos de volumen. De acuerdo a la versión oficial, se ha logrado disminuir el caudal de la laguna y por el momento no hay peligro de desembalse.

Más información en:  http://elcomercio.pe/peru/ancash/vigilantes-laguna-palcacocha-cronica-444438?foto=8

foto

NUESTRA MISIÓN
ver más Nuestra misión
RENDICIÓN DE
CUENTAS
ver más Rendición de cuentas
TOMA
ACCIÓN
ver más Toma acción
HAZ UNA
DONACIÓN
ver más Haz una donación
PONTE EN
CONTACTO
ver más Ponte en contacto
SUSCRÍBETE
Ir al formulario