La lactancia materna en tiempos del COVID-19

La lactancia materna en tiempos del COVID-19

La lactancia materna ofrece la nutrición óptima para el desarrollo en la primera infancia. Nuestra especialista de nutrición, Cinthya Nuñez, del proyecto Ella Alimenta al Mundo, nos comenta que la lactancia materna es la primera vacuna de nuestros hijos, ya que dándole leche materna prevenimos muchas enfermedades.

Sin embargo, en la coyuntura actual, surgen muchas preguntas sobre si esta actividad entre madre y recién nacido es segura, o sobre las medidas adecuadas para dar de lactar durante la pandemia del COVID-19.

Diversas organizaciones, como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y UNICEF, aconsejan la continuación de la lactancia, ya que hasta la fecha no hay estudios que demuestren la propagación del virus a través de ésta, destacando que los beneficios del amamantamiento superan cualquier potencial riesgo de transmisión.

Actualmente, la principal preocupación es la difusión del virus a través de gotas respiratorias durante el contacto entre madre e hijo. Por ese motivo, es importante implementar las siguientes medidas de bioseguridad que pueden minimizar el riesgo:

  1. Lavar las manos con agua y jabón durante un mínimo de 30 segundos antes de tener contacto con el bebé y extraer la leche humana. Secar las manos con papel desechable.
  2. Usar mascarilla durante las tomas y el contacto con el bebé. Descartarla si ésta se humedece.
  3. En caso de que la madre no pueda ofrecer succión directa, se debe considerar la posibilidad de solicitar ayuda. Esta persona debe estar sana y ofrecer la leche en vaso, taza o cuchara al bebé.

La OMS recomienda a las madres con caso sospechoso de COVID-19, pero que se encuentran en buen estado, continuar la lactancia, aplicando las medidas de bioseguridad necesarias para prevenir el contagio. En caso de que la madre sea un caso confirmado del nuevo coronavirus se recomienda proveer leche humana extraída, de forma manual o con el uso de una máquina succionadora.

En Care Perú, contribuimos a garantizar la seguridad alimentaria y nutricional de niñas, niños y mujeres, facilitando e incidiendo en políticas públicas que contribuyan a la provisión de servicios adecuados para su desarrollo.

Fuente: Guía de Lactancia en Emergencia COVID-19 / Task Force PASO 10

Volver a lo Último