MUJERES EMPRENDEDORAS, UNO DE LOS GRUPOS MÁS PODEROSOS PARA EL DESARROLLO

MUJERES EMPRENDEDORAS, UNO DE LOS GRUPOS MÁS PODEROSOS PARA EL DESARROLLO

En todo el mundo, las pequeñas y medianas empresas generan empleos e ingresos importantes y son un factor clave en la reducción de la pobreza y el fomento del desarrollo. Para las mujeres, emprender un negocio exitoso puede representar lograr su empoderamiento económico y reducir el riesgo de la violencia u obtener un medio para escapar de ella. A través del empoderamiento económico, las mujeres aumentan su derecho a los recursos económicos y el poder para tomar decisiones que las benefician a sí mismas, a sus familias y comunidades.

Cuando el número de mujeres ocupadas aumenta, las economías crecen. El aumento de la participación de las mujeres en la fuerza laboral o la reducción de la desigualdad entre la participación de hombres y mujeres produce un crecimiento económico más rápido. Sin embargo, se evidencia que, a nivel nacional, la participación económica de los hombres es de 80.2%, mientras que la de las mujeres solo alcanza el 65%. Además, 3 de cada 4 mujeres en el Perú no tienen ingresos propios. Esta brecha se profundiza en el ámbito rural, donde son 4 de cada 10.

La estrategia de CARE para lograr el empoderamiento económico de las mujeres reconoce que la igualdad de género nunca se logrará mientras las mujeres tengan menos derechos económicos, menos control sobre los recursos económicos y menos acceso a oportunidades económicas que los hombres. En nuestro trabajo para empoderar económicamente a las mujeres, CARE busca fortalecer la posición de las mujeres como actores económicos y abordar su exclusión de los procesos económicos y estructuras (tanto informales como formales). Esto reducirá la explotación, la marginación y la vulnerabilidad de las mujeres; permitiéndoles participar y aprovechar los beneficios de las oportunidades económicas; y construir prosperidad para ellas mismos, sus familias y sus comunidades.

Reconocemos que la lista de barreras para el empoderamiento económico de las mujeres es larga y multifacética: mayor carga de trabajo doméstico y de cuidados no remunerado; concentración en empleos precarios, de bajos salarios, informales; menor control sobre ingresos y activos; mayores niveles de violencia contra la mujer; menores niveles educativos, exclusión financiera; falta de acceso a recursos y activos; falta de acceso a servicios de capacitación y extensión; entre otros. Por lo tanto, nos centramos en cinco vías clave que están interrelacionadas, basadas en una combinación de los roles económicos centrales de las mujeres como productoras, trabajadoras, emprendedoras y consumidoras: la inclusión financiera, mujeres y cadenas de valor, trabajo digno, emprendimiento femenino y mercados resilientes.

Venimos desarrollando diferentes proyectos para aumentar la inclusión financiera y para incrementar los ingresos económicos de mujeres en situación de vulnerabilidad y así transformar la vida de miles de mujeres en el país.

Una de nuestras intervenciones más innovadoras, es ‘Conéctate’, que busca reducir las brechas financieras y digitales de mujeres emprendedoras en zonas vulnerables del Perú. El proyecto, que se encuentra en su tercera etapa, y brinda capacitaciones en finanzas, ahorro, planificación de presupuestos, y productos y servicios financieros, a través de asesoría móvil y el uso de una aplicación para Android, incorporando la alfabetización digital.

Otro proyecto que tiene resultados crecientes es ‘Lendwithcare’, que funciona bajo un modelo de “crowdfunding”, es decir, a través de su sitio web de microfinanzas convoca micro financiadores para que con sus aportes y en alianza con instituciones microfinancieras locales permita a individuos y grupos otorgar pequeños préstamos a empresarios en países en desarrollo y ayudarlos a salir de la pobreza. En el Perú, la iniciativa tiene como objetivo que 300 000 peruanas de zonas rurales tengan acceso a recursos económicos y control sobre la generación y uso de estos, implicando que se conviertan en usuarias activas de servicios financieros.

Otro de nuestros proyectos exitosos en el marco de nuestras intervenciones de empoderamiento económico de las mujeres, es el proyecto ‘Llevando a Escala el Desarrollo de las Empresas para el Empoderamiento de las Mujeres’, que busca empoderar a mujeres de localidades de las regiones Piura y Junín para que desarrollen negocios competitivos y viables.

Con el apoyo de CARE, María Julia, una apicultora exitosa que produce miel y prepara algarroba, y los demás miembros de su asociación, han establecido un banco comunitario en el que cada miembro deposita una pequeña cantidad cada mes. Estas cantidades guardadas colectivamente se otorgan como préstamos a los miembros que las necesitan, en forma rotativa. “El banco comunitario nos ha ayudado enormemente y nuestros miembros lo están utilizando para invertir en activos. Confiamos el uno en el otro”, agrega María Julia.

Actualmente, la asociación de María Julia está buscando una manera de lidiar con el impacto de la pandemia en la compañía. “Desde el comienzo de las restricciones, nuestra rotación ha desaparecido por completo y no tenemos ingresos. Puedo pagar la comida con mis ahorros. Tengo algunos préstamos comerciales, pero ahora es muy difícil pagarlos. Pero como cualquier buen emprendedor, estoy buscando ideas para salir adelante", comenta.

El ímpetu de María Julia continúa intacto, así como sus planes de expansión para el futuro: “Me gustaría convertirme en una exitosa mujer de negocios. No solo a nivel nacional, sino también internacional. Me gustaría exportar a otros países". Ella agrega con confianza: "Sé que mis productos recorrerán un largo camino". Puedes sobrevivir a este período COVID19. Saldrás más fuerte. Tenemos que luchar por nuestros hijos y por nosotros mismos", deja como consejo a las emprendedoras.

Cabe resaltar que la próxima iniciativa de inclusión financiera que CARE Perú lanzará es ‘Ignite’. Con el apoyo de MasterCard, que priorizará acciones que aportan al progreso de las mujeres. A través de esta asociación global, se acelerará significativamente el crecimiento de las empresas que cambian la economía, a la vez, que promoverá la seguridad financiera y el crecimiento inclusivo.

De esta manera, CARE Perú sigue aportando por generar oportunidades para que más mujeres accedan a recursos financieros, vocería y participación en espacios de toma de decisión, reconociendo que las mujeres empresarias representan uno de los grupos de emprendedores más poderosos para el desarrollo del país.

Volver a lo Último