fbpx

Acceder a una educación de calidad y con las herramientas necesarias para hacer realidad nuestros planes de vida, son derechos que todas las personas tenemos y que deberían ser cumplidos para que logremos una vida plena. Sin embargo, en nuestro país, las niñas, las jóvenes y mujeres, especialmente aquellas de zonas rurales, siguen siendo las más afectadas por las desigualdades.

Según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), en regiones como Puno, Arequipa, Pasco, Apurímac, Junín, Cusco y Áncash existe una brecha de género en matrícula de educación primaria que afecta a las niñas; y en educación secundaria, las jóvenes más pobres presentan una tasa de asistencia escolar menor a la de los hombres.

Por otro lado, la pandemia de la COVID-19 ha tenido un impacto negativo en la vida de las y los estudiantes, en aspectos como la salud mental y la deserción escolar. Según cifras del Ministerio de Educación, se calcula que unos 300 000 estudiantes dejaron de ir al colegio en 2020. Mientras que, durante el 2021, la Defensoría del Pueblo informó que 83 000 estudiantes desertaron del sistema educativo.


    En CARE Perú sabemos que, para que las niñas, jóvenes y mujeres logren su desarrollo integral es necesario lograr la igualdad de género en el país, así podrán tener acceso a una educación completa, serán conscientes de sus derechos, libres de construir su propio plan de vida y tendrán las herramientas para hacerlo realidad.

    Desarrollar el potencial de las niñas y jóvenes de hoy es esencial para que se conviertan en las lideresas del mañana, consigan mejores empleos y puedan alcanzar las metas que se propongan. Por esta razón, desarrollamos el proyecto Niñas con Oportunidades, el cual tiene como objetivo promover el desarrollo de habilidades para la vida (HPV) y proyectos de vida en estudiantes de zonas periurbanas y rurales con el fin de contribuir con su bienestar integral.

    “Con educación, ¡podemos!”, es una campaña de CARE Perú, con el apoyo de KPMG, que hasta el 13 de abril permitirá recaudar fondos para que miles de estudiantes mujeres puedan acceder a una educación que les brinde las herramientas para tener un mejor futuro.

    De acuerdo a cifras de la Unesco, por cada año que una niña se mantenga en el colegio, sus ingresos pueden aumentar hasta 20% cuando sea adulta. Por ello, a través de Niñas con Oportunidades buscamos que las niñas de hoy puedan alcanzar un nivel educativo superior que les permita tener mayores oportunidades para sus vidas.

    Auditados por
    Ernst & Young

    CARE Perú obtuvo el certificado de homologación por 3 años a solicitud de Compañía Minera Antamina en marzo de 2021