fbpx

Día a día, cientos de socias vecinales se organizan para administrar, preparar y distribuir platos de comida nutritivos a precios simbólicos para que las poblaciones más vulnerables puedan alimentarse, especialmente los niños, niñas, madres y adultos mayores.

Gracias a la iniciativa “Alimenta su Fuerza” de CARE Perú, en alianza con #YoMeSumo del BCP, las socias reciben asistencia técnica, acompañamiento y capacitaciones que las preparan para asumir el liderazgo de los comedores, garantizar su sostenibilidad y convertirse en agentes de cambio. A continuación, conoce los talleres que reciben y cómo contribuyen a que más peruanos puedan recibir una alimentación nutritiva diariamente.

Nutrición y bioseguridad

Las buenas prácticas de higiene y manipulación de alimentos forman parte vital en los comedores populares, sobre todo teniendo en cuenta el contexto actual de pandemia. En ese sentido, las socias llevan talleres sobre la importancia de aplicar los procedimientos básicos de lavado de manos, de higiene personal para evitar contagios y del uso adecuado de indumentaria e implementos de protección personal para cocinar.

Por ejemplo, para manipular y preparar los alimentos deben usar redecilla para el cabello, mascarilla desechable o de tela, mandil de plástico y guantes tipo quirúrgicos desechables. Además de tener el cabello recogido y las uñas cortas, deben dejar en una bandeja las llaves, monederos, celulares y otros objetos personales. De igual forma, aprenden a identificar las características de los alimentos para su evaluación a través del análisis sensorial, así conocen los criterios de aceptación o rechazo al recibir los alimentos que trae el proveedor.

Habilidades blandas, liderazgo y gestión del comedor

Dos de las cualidades esenciales en las socias vecinales o socias de cocina son el liderazgo y la organización, sin ellas, el funcionamiento de los comedores populares resultaría imposible. Por esta razón, también reciben capacitaciones en habilidades blandas que permitan empoderarlas y prepararlas para resolver situaciones que se presenten no solo en el comedor, sino también en la propia comunidad.

Otro aspecto que abarcan los talleres corresponde a la planificación en el comedor, para que sean capaces de realizar la programación del menú semanal, así como la preparación y distribución de raciones. Asimismo, se capacitan sobre dosificación de alimentos, para saber cuáles y en qué cantidades servir como parte de una porción nutritiva. En cuanto a gestión del comedor, se les enseña a llenar los cuadernos de control de gasto diario y el cuaderno de almacén para que mantengan un orden y puedan cuantificar sus actividades.

Preparaciones económicas y saludables

¿Cómo preparar comidas variadas y nutritivas? A través de clases demostrativas, las socias aprenden a realizar platos novedosos, nutritivos y económicos. Para reforzar la importancia de la higiene y garantizar una preparación saludable, estas clases también enseñan cómo realizar el correcto lavado y desinfección de frutas, verduras y utensilios del comedor.

Por ejemplo, los productos envasados deben ser desinfectados con alcohol, mientras que los productos frescos se deben lavar y dejar remojar de 10 a 20 minutos en una solución desinfectante (1 ml de lejía por litro de agua), luego enjuagar, secar bien y ser guardados en envases herméticos si no se usarán al instante. Los almacenes deben ser desinfectados, cumplir las normas aplicables (altura mínima respecto al piso de 20 cm) y permitir la limpieza, el control de plagas y la inspección. De esta manera, se garantiza la salubridad.

Gracias a la alianza entre la iniciativa” Alimenta su fuerza” de CARE Perú y #YoMeSumo del BCP, no solo brindamos talleres para fortalecer las capacidades de más de 60 socias de cocina, sino que también entregamos una ración de comida nutritiva diaria a más de 1500 personas en 12 comedores populares.

Auditados por
Ernst & Young

CARE Perú obtuvo el certificado de homologación por 3 años a solicitud de Compañía Minera Antamina en marzo de 2021