fbpx

En el marco del 25 de noviembre, Día de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, resaltamos la importancia que todas las personas tengan acceso a los servicios de protección, sin importar la nacionalidad o condición migratoria.  

A octubre de 2021, en el Perú, los Centros de Emergencia Mujer atendieron 117 414 casos de mujeres, en todo su ciclo de vida, que fueron afectadas por violencia basada en género. De ese total, las niñas y adolescentes de 0 a 17 años representan el 25,3% de las atenciones. Así también, a setiembre, 114 mujeres fueron víctimas de feminicidio a manos de sus parejas, exparejas u otros conocidos y 258 estuvieron a punto de perder la vida (tentativa de feminicidio).  

La violencia basada en género se produce cuando una mujer incumple o no adecúa su comportamiento a los roles y estereotipos de género que colocan a las mujeres en una posición subordinada y desigual. Este tipo de violencia no afecta solo a la mujer que la sufre, sino que también afecta a las mujeres como colectivo; y tiene por objeto mantener y retroalimentar el statu quo de género. 

Si bien la violencia basada en género se manifiesta en contextos donde predomina la desigualdad estructural, en el caso de la migración internacional se agregan condiciones adicionales de riesgo como la pobreza, la falta de redes de apoyo y soporte, y los diversos estereotipos sobre las mujeres migrantes. 

Por ello, no sorprende que 1 811 casos atendidos por los CEMs correspondan a ciudadanas extrajeras, mayoritariamente de nacionalidad venezolana (1 673), cuya situación migratoria (no cuenta con carné de extranjería) las coloca en una situación de mayor vulnerabilidad frente a la violencia, en sus cuatro tipologías: violencia física, sexual, psicológica y económica, así como la trata de personas con fines de explotación sexual. 

Las víctimas y supervivientes de violencia basada en genero tienen a su disposición servicios de atención y protección para garantizar el respeto a los derechos humanos y el acceso a la justicia. 

A continuación, te presentaremos a qué líneas gratuitas puedes acudir ante un posible caso de violencia: 

El MIMP cuenta con la línea 100 que es un servicio telefónico gratuito de información, orientación, consejería y soporte emocional que te ayudará si has sido afectada o involucrada en hechos de violencia basada en género, o si conoces algún caso de maltrato en tu entorn*.  

Asimismo, si una persona intenta explotar a otra con fines de explotación sexual y laboral, estas frente a un caso de trata de personas. Por ello, si eres testigo o víctima puedes realizar la denuncia a través de la línea 1818, que es la Central Única de Denuncias del MININTER.  Para identificar un posible caso te recomendamos ver la siguiente historia: 

Libertad Sin Fronteras 

Además, si se vulnera alguno de los derechos para el acceso a los servicios de protección, la Defensoría del Pueblo cuenta con una línea 0800 15170 en donde se puede denunciar aquellos casos.  

Frente a esto, el proyecto Alma Llanera de CARE Perú, con fondos del Gobierno Estadounidense, busca mejorar la autosuficiencia e integración de personas refugiadas y migrantes de nacionalidad venezolana vulnerables en Perú a través de la promoción de acceso a la protección, así como de servicios de salud y salud mental, en las que interviene tanto las comunidades de acogida como migrante. 

Auditados por
Ernst & Young

CARE Perú obtuvo el certificado de homologación por 3 años a solicitud de Compañía Minera Antamina en marzo de 2021