fbpx

Desde el 2005, Lucy Harman es Gerenta de Gestión de Riesgos de Desastres y Respuesta a Emergencias de CARE Perú. Su propósito principal es la de formular propuestas y gerenciar proyectos en situaciones de emergencia, como la ocurrida por el Niño Costero del 2017 en el Norte del país, y el Programa de Emergencia tras el Sismo del 2007 en el sur del Perú.

En la actualidad, Lucy Harman continúa trabajando para que más personas en situación de vulnerabilidad, afectadas por desastres, fenómenos naturales y crisis migratorias, puedan acceder a servicios sociales fundamentales y recuperar sus medios de vida. Asimismo, busca que cada una de las intervenciones que realiza CARE Perú tenga un enfoque preventivo y de preparación, que ayude a reducir la vulnerabilidad de poblaciones en riesgo, como las personas refugiadas y migrantes venezolanas.

¿Cómo llegó CARE al Perú?

CARE llegó al Perú en 1970 como parte del equipo de respuesta al terremoto de Ancash, específicamente para atender dicha emergencia, y desde ese momento nunca más nos fuimos. Tenemos más de 50 años en el país, trabajando en muchos temas, incluyendo la asistencia humanitaria tras eventos adversos de origen natural y otras situaciones de crisis.

Desde 1970, el 19 de agosto se conmemora el Día Mundial de la Asistencia Humanitaria, ¿de qué manera CARE Perú ha estado presente en las diferentes emergencias y desastres que han ocurrido en nuestro país?

Hemos trabajado en diferentes situaciones de emergencia. Por un lado, brindamos asistencia humanitaria pura y dura, es decir, brindando alimentos para ollas comunes, kits de agua, entregando carpas, colchones, etc. Por otro lado, nos enfocamos en fortalecer las capacidades de la población para que puedan desarrollar las herramientas necesarias y sepan cómo actuar frente a los posibles eventos adversos que puedan ocurrir.

Lo que se necesita es desarrollar habilidades para que la población sea más resiliente. En ese sentido, las personas deben conocer los riesgos a los cuales se encuentra expuesto su territorio y tomar acciones favorables para que los efectos adversos no lleguen a convertirse en una emergencia.

“El  fenómeno del niño es una crisis, pero no tendría por qué serlo si estuviéramos mejor preparadas y preparados para las lluvias que sabemos pueden ocurrir.”

¿Cómo se vincula la Gestión del Riesgo y Desastres con la asistencia humanitaria?

En realidad, la asistencia humanitaria es un tema puntual, es responder a la crisis de manera inmediata, por el otro lado, la gestión del riesgo es un ciclo.

Una persona que vive en el norte debería de estar prevenida ante un posible Fenómeno del Niño, ya que históricamente son sucesos que ocurren cada cierto tiempo. Por lo tanto, la persona ya debería de conocer por dónde se originan las inundaciones, por dónde desemboca el agua y estar preparada para accionar con tiempo. Por eso, es necesario conocer las rutas de evacuación y tomar las medidas adecuadas para que no hayan consecuencias tan graves. El objetivo es que todas y todos estemos prevenidos y preparados para que el efecto de un evento adverso sea cada vez menor.

“Las personas deben de saber que no pueden construir sus casas en quebradas, no se pueden poner escuelas en las zonas inundables, y todo eso es parte de la planificación de desarrollo del ciclo de la gestión del riesgo.”

Asimismo, la gestión del riesgo está más vinculada al desarrollo que a la respuesta de la emergencia. Por ejemplo, si ocurre un terremoto o inundación, posiblemente vuelva suceder. Entonces, no se debe esperar a que suceda un evento adverso, sino que se tiene que tratar de evitar o, en todo caso, prevenir que el daño sea mayor, y eso es lo que llamamos la resiliencia.

¿Cuál ha sido el rol que tiene CARE Perú en la gestión del riesgo?

Cuando respondemos a una emergencia, lo hacemos a partir del enfoque Nexus, el cual brinda continuidad al desarrollo. Significa que las personas estén preparadas y atentas, que podamos aprender del evento adverso, y que cada vez haga menos daño. Por ejemplo, el tema de medios de vida no es solo dar alimentos, sino que va más allá, es poder capacitar a emprendedores o emprendedoras que tienen una pequeña empresa, con un enfoque de continuidad operativa, para continuar funcionando a pesar de que se presente una inundación u otro evento adverso.

En este contexto sobre la importancia de trabajar la prevención del riesgo, ¿qué aprendizajes se han obtenido a lo largo de estos años con el enfoque Nexus?

Tenemos que ser conscientes que las emergencias siempre se van a presentar. Debemos estar preparadas y preparados y tenemos que planificar nuestro desarrollo, incluyendo lo que podría ocurrir con un evento adverso. No puedes decir “nunca más se va a salir el rio”, “nunca más va a haber un derrumbe”, si esa es una zona de derrumbes se debe invertir para mitigar el posible efecto del derrumbe, y/o no desarrollar construcciones en ese sitio específico.

Es responsabilidad de las autoridades y también de las personas hacer que su inversión, es decir, sus casas, escuelas, instituciones, locales, negocios, etc. sea segura, por lo que deben instalarla en un terreno que no se vaya a inundar, ni a sufrir daños.

Desde hace más de 50 años, CARE Perú viene trabajando por construir una sociedad inclusiva, en la que exista justicia social y donde todas las personas vivan con dignidad y seguridad.

Páginas: 1 2

Auditados por
Ernst & Young

CARE Perú obtuvo el certificado de homologación por 3 años a solicitud de Compañía Minera Antamina en marzo de 2021