EJ6LEvLWkAEK_jq

Del 19 al 21 de noviembre, se llevó a cabo la Sexagésima Sexta Asamblea de la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (CICAD) en Florida (USA); con el objetivo de promover la cooperación para combatir el Tráfico Ilícito de Drogas, presidido por los Estados Unidos de América.CARE Perú participó en el Panel 6 “Diálogo con sociedad civil sobre la reducción de la estigmatización para promover el acceso al tratamiento”, el mismo que puso en debate las barreras específicas asi como las estrategias de sostenibilidad en la rehabilitación. Susana Osorio, especialista de Género de CARE enfatizó que “Integrar el enfoque de género es central para poder romper el estigma en el tratamiento y la rehabilitación de mujeres y de la comunidad LGTBIQ+, no sólo para garantizar el ejercicio pleno de sus derechos fundamentales (como a la salud), sino, para poder efectivizar las acciones que los Estados Miembros vienen implementando en materia de reducción de la demanda de drogas”.

La naturaleza relacional de las desigualdades de género afecta directamente las oportunidades de las mujeres para evitar su incursión en el consumo y ser exitosas y sostenibles en su proceso de rehabilitación. Por ejemplo, las mujeres experimentan una mayor resistencia para ingresar a los tratamientos de rehabilitación por parte de familiares y amigos y enfrentan más consecuencias negativas asociadas a la entrada al tratamiento. Las consecuencias negativas asociadas al ingreso al tratamiento se ven agravadas para las mujeres por las responsabilidades familiares, la falta de instalaciones de cuidado infantil, la pérdida de trabajo, potenciales problemas de violencia con el cónyuge, la pérdida de amigos y otros impactos adversos en el bienestar de las mujeres.

Tanto la investigación como las políticas públicas relacionadas con el uso de drogas en mujeres, no se han centrado en las mujeres como sujetas de derecho, sino mas bien ha hecho énfasis en como representan una amenaza para sus hijos/as y sus familias. También es común encontrar que hay pocos recursos específicos para programas de tratamiento para mujeres, o que el número de camas para mujeres en establecimientos de salud públicos y privados son limitados, siendo este una barrera especifica que enfrentan.

Otro factor determinante de la permanencia en el tratamiento y la sostenibilidad de éste, es el estigma percibido en la sociedad y por los/as profesionales en toda la cadena de atención, que tienden a patologizar las variables de género. Es por eso necesario visibilizar, la violencia basada en género contra las mujeres y la comunidad LGTBIQ+, la discriminación y los bajos niveles de protección social, que son centrales para entender la casuística en el consumo de drogas, ya que genera mayores grados de depresión, sentimiento de exclusión, y como mecanismo de escape a la sobrecarga de mandatos y carga de trabajo no remunerada. Asimismo, la discriminación laboral y su consecuente brechas en el acceso a servicios de salud será una barrera tangencial que enfrentan estas poblaciones.

EJ6LEvKXYAIEdhb

Para responder y contribuir a superar esta problemática, CARE Peru viene implementando desde el 2014 el Proyecto: Desarrollando Capacidades para Ofrecer Tratamiento por Abuso de Sustancias Sensible al Género (GROW/SOGI); que tiene como objetivo principal fortalecer de las capacidades de los servicios de salud con programas basados en evidencias para mejorar el Acceso, Uso y Calidad en la atención de la salud mental de las mujeres, adolescentes y población en condiciones de vulnerabilidad (LGTBI) que hacen uso, consumo y abuso de sustancias. A nivel mundial, Perú es el primer país en implementar estos programas basados en evidencia, que con el apoyo de los socios del proyecto, el currículo de mujeres (GROW) se viene llevando a escala nacional a 20 regiones del país y el currículo SOGI (LGTBI) ha iniciado recientemente la expansión a regiones priorizadas y se espera llegar a 13 regiones del país. El Perú ya esta compartiendo con otros países su experiencia y lecciones  aprendidas y se ha convertido en punto de referencia para los demás países latinoamericanos.

Asimismo, la especialista de CARE resaltó que el rol de las ONGs ha sido clave en la articulación de múltiples alianzas desde la Red integral de atención en adicciones (Ministerio de Salud, DEVIDA, Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Poder Judicial, Ministerio de Justicia; Gobiernos Regionales y Locales), la Cooperacion Internacional y la base comunitaria, potenciando el diálogo interdisciplinario con los/as lideres de  la sociedad civil, visibilizando demandas específicas y potenciando los resultados del trabajo conjunto con los socios estratégicos del proyecto.

REPOSITORIO
JUNTOS ANTE
EL ZIKA
ver más Toma acción
HAZ UNA
DONACIÓN
ver más Haz una donación
PONTE EN
CONTACTO
ver más Ponte en contacto
SUSCRÍBETE
Ir al formulario