fbpx

Los desafíos de las Mujeres del Campo

Durante años, la agricultura ha sido una de las actividades más importantes de nuestro país. El Perú ha sido ha sido calificado como el laboratorio del mundo, por albergar una gran biodiversidad de productos en todas nuestras regiones y pisos ecológicos. En este sentido, millones de mujeres y hombres dedicados a la agricultura hacen posible que podamos conseguir excelentes productos de calidad en nuestros mercados, siendo esta la actividad económica más importante para muchas regiones del Perú. Sin embargo, el mundo rural sigue manifestando problemas dentro de los sistemas de agricultura familiar. 

En cuanto a la participación, el 43% de la fuerza agrícola de los países en desarrollo está conformado por mujeres. Lamentablemente, las restricciones que afrontan las mujeres rurales para acceder a oportunidades de crecimiento se ven a menudo exacerbadas, debido a las normas socioculturales restrictivas sobre el papel que se espera que cumplan en el hogar y en la vida pública. De esta forma, las mujeres del campo ven limitada su capacidad para la toma de decisiones y el aprovechamiento de las oportunidades económicas respecto a sus pares hombres (FAO 2018).  

Con frecuencia, las mujeres del campo no son reconocidas como agricultoras (ya sea de manera informal o formal), es decir, como mujeres que trabajan la tierra y que tienen conocimiento técnico y capacidades para comerciar sus propios productos. Peor aún, ellas realizan entre 3 a 6 horas de trabajo adicional dedicado al cuidado familiar no remunerado cada día, lo que sustenta la economía formal, pero sigue considerándose menos importante. Esta situación se agrava por los bajos niveles de titularidad de propiedad y tierra, menor posibilidad de acceso a servicios de extensión o crédito, insumos agrícolas y la tecnología; lo que resulta en menores ingresos y una seguridad económica más débil para ellas.  

Para hacerle frente a esta problemática, CARE y PEPSICO han establecido una alianza estratégica de trabajo bajo una plataforma programática denominada Ella Alimenta al MundoEste proyecto se basa en un modelo integrado para el mejoramiento de la seguridad alimentaria y nutricional a través de seis áreas de cambio, incluyendo: empoderamiento de la mujer, incremento en los recursos productivos, incremento en las oportunidades de acceso a mercados, mejora de los índices de nutrición, mayor protección social y multiplicación de impacto. 

«Ella Alimenta al Mundo es uno de los proyectos más importantes que ejecuta hoy CARE Perú para contribuir al empoderamiento económico de las mujeres agricultoras y poder afianzar el funcionamiento de los sistemas alimentarios en los ámbitos rurales y mejorar las condiciones de vida de miles de mujeres agricultoras en estado de vulnerabilidad, evitando que se agudicen las brechas de anemia y desnutrición especialmente en las mujeres gestantes y los niños menores de cinco años» Julio Nishikawa, Gerente del Programa de Empoderamiento Económico de la Mujer, Nutrición y Seguridad Alimentaria de CARE Perú.

Desde CARE Perú continuaremos trabajando para mejorar los medios de vida y sistemas de producción familiar de las mujeres agricultoras en nuestro país, guiándolas en su camino para lograr el empoderamiento económico. 

Páginas: 1 2 3

Auditados por
Ernst & Young

CARE Perú obtuvo el certificado de homologación por 3 años a solicitud de Compañía Minera Antamina en marzo de 2021