Escrito por: Dennis Amata, Manager de Información y Comunicaciones, CARE Filipinas. | Traducido por: Giorgia Donda, Voluntaria Profesional de CARE Perú.

Tras el devastador tifón en diciembre del 2013, Rizalyn ha asumido un papel de liderazgo en su comunidad. Con el entrenamiento de CARE, está enseñándole a sus amigos y vecinos acerca de la preparación ante emergencias y el cambio climático.

Rizalyn-during-the-community-risk-training-of-CARE-860

Era una mañana soleada en el relajado pueblo de Plaridel, en la ciudad de Degami, Leyte. La gente empezó a entrar a una pequeña capilla de la comunidad para asistir a la Capacitación de Evaluación de Riesgo de CARE.

Rizalyn Biong, una madre de 28 años con 3 hijos, sostuvo el micrófono e inició la capacitación con un saludo cálido y vibrante. Al igual que todos en su comunidad, Rizalyn es una de millones de personas afectadas severamente por el tifón Haiyan que tuvo lugar en diciembre del 2013. A partir de esa fecha, es la facilitadora del mencionado entrenamiento en su comunidad.

Su papel consistía en dar orientación acerca de la Reducción del Riesgo de Desastres (RRD) y sobre la Adaptación al Cambio Climático (ACC) a las personas que viven en su comunidad. Su manera energética y apasionada de explicar temas técnicos la caracterizó como alguien notable.

Rizalyn, como sus vecinos, perdió su casa cuando Haiyan arremetió contra su pueblo hace dos años. Ella recuerda que casi perdió todo lo que ella y su esposo invirtieron por años.

“Fue muy devastador. Acababa de dar a luz a mi hijo menor cuando se presentó el tifón. No esperábamos que fuera tan fuerte. Me costó mucho porque no podía dar de lactar debido a que no había comido nada”, recordó Rizalyn.

Rizalyn recibió un paquete de alimentos de emergencia junto a un kit con materiales de refugio de CARE y de su asociado local, Asistencia y Cooperación para la Capacidad de Recuperación para la Comunidad y el Desarrollo (ACCORD).

La comida fue de gran ayuda, ya que durante ese tiempo nos estábamos muriendo de hambre. Todos los árboles de coco y los cultivos de raíces se vieron afectados y destruidos. No pudimos conseguir ayuda inmediata del exterior porque nuestro pueblo es remoto. Estamos agradecidos por la llegada de CARE y por el apoyo que nos brindó hasta que restauramos nuestra subsistencia”, agregó.

Después del programa de recuperación de medios de subsistencia de CARE en su pueblo, Rizalyn fue contactada por ACCORD, socio local de CARE, para que se convierta en una facilitadora comunitaria de los programas de capacitación en RRD y ACC en su comunidad.

“Me preguntaron si estaba disponible para apoyarlos proporcionando las capacitaciones. Consulté con mi esposo porque honestamente no sabia que hacer. Pero mi esposo me dijo que les diera una oportunidad”, compartió Rizalyn.

Rizalyn fue la opción perfecta de CARE y ACCORD debido a su participación activa en diversos programas y seminarios en su pueblo. Asimismo, cuenta con conocimientos de nutrición y asiste con mucha dedicación a los niños en obtener su índice de masa corporal.

Sin embargo, no fue una tarea fácil para Rizalyn, ya que tuvo que recibir capacitación de CARE y ACCORD antes de asumir su cargo y llevar a cabo esta labor.

“Todavía recuerdo revisando los módulos por la noche y practicando frente al espejo”, compartió Rizalyn, quien confesó que era una persona introvertida antes de dirigir las capacitaciones.

Rizalyn apoyó a CARE y ACCORD llevando a cabo capacitaciones en 25 pueblos en su ciudad. Ella dijo que también fue la primera vez que visitó dichos pueblos ya que durante la mayor parte de su vida, nunca había salido fuera de Plaridel.

“La primera capacitación fue realmente mi periodo de adaptación. Por su puesto que no estaba acostumbrada a hablar y explicar delante de tanta gente. Algunos de ellos no estaban prestando atención debido a que los temas son bastante técnicos, así que me propuse involucrar a todos en mis siguientes capacitaciones”, agregó.

Rizalyn empezó a desarrollar su propio estilo como capacitadora. En la medida de lo posible, intentó presentarse bastante entusiasta y hasta compartió algunos chistes. También, simplificó algunos términos utilizados en RRD y ACC y dio ejemplos concretos, permitiendo que la gente se identifique.

Rizalyn comenta que la gente de su comunidad estaba muy agradecida por haber recibido la capacitación. Era la primera vez que asistían a una capacitación como esta y la consideraron oportuna y necesaria.

“Desde mi punto de vista, la gente en mi comunidad realmente aplica las lecciones que aprendieron de nosotros. Cada vez que se aproxima un tifón, hacen planes, guardan sus pertenencias más importantes e incluso toman la iniciativa para evacuar a lugares más seguros”.

Esta experiencia realmente generó una diferencia en la vida de Rizalyn. Ella mencionó que tomó conciencia del potencial que tenía e incluso desarrolló una personalidad más extrovertida.

“Antes de Haiyan sólo me quedaba en casa. Tenía muchas ganas de hacer algo pero nunca tuve la oportunidad. Cuando tuve la oportunidad de ayudar a mi comunidad, la tomé de inmediato a pesar que dudé inicialmente de mi capacidad”.

Rizelyn dijo que logró manejar diversos retos que experimentó en el campo. Ahora puede lidiar con diferentes tipos de personas.

Promocionando los temas de RRD y ACC en su comunidad y en otros pueblos, Rizalyn cree que las capacitaciones deben realizarse continuamente para refrescar la memoria de las personas acerca de ciertos riesgos que pueden afectar sus vidas y para que puedan ser capaces de adaptarse al cambio climático.

“Mi lucha personal es la de proteger nuestro medio ambiente mediante la plantación de más árboles. Muchos árboles fueron destruidos por Haiyan e incluso muchas personas perdieron sus actividades de subsistencia. Debemos ser consientes de los efectos adversos de nuestras acciones y siempre reemplazar lo que tomamos del medio ambiente”, mencionó Rizalyn.

Ella espera continuar con los entrenamientos junto a sus compañeros de la comunidad para promover la RRD y ACC para la próxima generación.

“Se debe involucrar a la juventud para que sean consientes de estos problemas y sean capaces de hacer algo al respecto”.

“Gracias a CARE y ACCORD por ayudarnos a seguir adelante y por hacer esta ayuda sostenible”.

REPOSITORIO
JUNTOS ANTE
EL ZIKA
ver más Toma acción
HAZ UNA
DONACIÓN
ver más Haz una donación
PONTE EN
CONTACTO
ver más Ponte en contacto
SUSCRÍBETE
Ir al formulario